Ir en moto a la playa en verano es una de las cosas mas cómodas que hay, te permite ir rápido entre los dominguer@s y aparcar cerca de tu destino final. ¡Pero ten cuidado de no dejarla muy cerca de la playa y además llevarte el amante!, ¡tu moto puede terminar muy mal!

Esto sucede en Italia, concretamente en una zona costera muy bonita de la Torre del Greco, al sur de Nápoles; un novio fornido, pilló a su pareja con otro y decidió descargar su rabia con la pobre Yamaha T-Max del amante. Nada más y nada menos que tirándola a las rocas de la playa por encima de la vaya, dejando la moto destrozada. Digo lo del novio fornido porque para coger y empujar una moto de 200 / 220 Kg, tienes que estarlo.

Suerte de la grabación, no tiene que ser fácil explicarle a los agentes, grúa y seguro lo sucedido…



Últimas noticias:

🔽🔽 Si seguís para abajo, automáticamente aparecen más noticias 🔽🔽