motogo 2020 ducati Dovizioso
motogo 2020 ducati Dovizioso

Aun siendo segundo en la general y a tres puntos del liderato Dovizioso no piensa que su equipo no tenga «la situación bajo control» en la lucha por el titulo.

Entra en las apuestas del campeón, “si tuviera que apostar por alguien (por el título), sería entre Dovi y Quartararo”, las tres últimas campañas han sido la única alternativa al binomio Márquez-Honda y ahora, los números le permiten tomarse alguna licencia. Sin embargo, Andrea Dovizioso no es muy optimista de cara a la pelea por el título en una temporada donde, “quien diga que sabe cómo ganar un Mundial como este, miente”. El italiano está convencido de que la experiencia no es una ventaja en un año tan irregular y pese a que está a tan solo tres puntos del liderato, el de Forlí no considera que la Desmosedici sea una moto consistente para pelear por el campeonato.

Es cierto que el curso comenzó en números rojos para la casa de Borgo Panigale, Dovizioso solo tenía 31 puntos en su casillero antes de llegar a Austria por los 54 de 2019, pero el Red Bull Ring les dio vida en una lucha donde el otro favorito, Quartararo, también tiene que lidiar con más de un inconveniente en su montura. Los frenos y el motor son el principal quebradero de cabeza en Yamaha mientras que en Bolonia, el rendimiento de su GP20 no es el esperado “y es algo que no entendemos”. De ahí la falta de confianza del italiano en sus aspiraciones: “Es cierto que la situación en el campeonato es buena, pero cuando tienes esa sensación no tienes el control de la situación”. Sobre todo tras sufrir más de la cuenta en un trazado como el Red Bull Ring donde tan solo una semana antes, habían dominado con la normalidad de siempre. 

Dovizioso ducati moto
Dovizioso ducati moto

Ante la que es su última oportunidad, al menos junto a la fábrica italiana, de conseguir su primer entorchado en la clase reina tras haberle comunicado a Ducati que no continuará junto a ellos una vez concluya esta temporada, a Dovizioso le falta lo más importante en una relación: la confianza. “No tengo un buen feeling porque no tenemos la situación bajo control para apretar en algunos circuitos y en cada carrera también hay muchos altibajos”, asegura el italiano, respecto a una situación que le hace estar “muy decepcionado”. Y no parece que las cosas vayan a dar un vuelco inesperado. De momento nadie es capaz de coger el mando ante la ausencia de Márquez, el tiempo se agota y quien consiga poner algo de orden tendrá mucho camino hecho. Pero además de lo que ocurre sobre la pista, en Borgo Panigale también hay otra prioridad: suplir la marcha del subcampeón.

Fuente: as.com y Carmen Ruiz



Últimas noticias:


Recuerda que también esta Wowmotos.com

🔽 Sigue, abajo hay más noticias 🔽